Si estás buscando una planta trepadora con flores sin duda las clematis son un gran acierto. Luego de un largo letargo en invierno despiertan con llamativas flores de diversos colores en forma de estrella, encontrando incluso, algunas variedades perfumadas.

Son ideales para un rincón del jardín, para cubrir y trepar muros, inclusive para una terraza, creciendo bastante bien en maceta. Es necesario mantenerlas a pleno sol a excepción de su base, sería perfecto acompañarlas con arbustos más pequeños que proporcionen sombra a sus raíces. Además, se les debe suministrar un suelo rico, bien drenado, profundo y con buena humedad.

La poda es fundamental y aunque depende de la variedad se realiza para eliminar madera muerta, o bien, para eliminar la formación de ramas largas y leñosas sin hojas ni flores en aquellas variedades de rápido crecimiento. Puede realizarse después de la floración, permitiendo que se desarrollen brotes nuevos que florecerán el próximo año, a principios de primavera.